Tag Archives: Restaurante

Rosa Mexicano llega a un acuerdo de $3.6 millones con meseros por violaciones de propina y sobretiempo

Rosa Mexicanos paga Meseros 3.6 Millones Demanda Violacion de pago

Rosa Mexicano accedió a pagar $3.6 millones por una demanda colectiva que alega que la cadena de restaurantes mexicanos cometió violaciones de pago al no pagar overtime o sueldo mínimo a meseros, y también malversar propinas. El acuerdo afecta a aproximadamente 3,500 empleados dentro de 12 locales en Nueva York, Nueva Jersey, San Francisco, Miami, Boston, Atlanta, Washington D.C., Baltimore y Minneapolis.

Los trabajadores demandaron al restaurante en la corte federal de Nueva York en julio del 2016. Ellos alegaron que Rosa Mexicano recibía un crédito de propina invalido e inapropiadamente pagó a sus meseros un salario mínimo especial, en vez del salario mínimo federal. Los meseros dijeron que Rosa Mexicano nunca les informó que iban a recibir un salario mínimo especial y que además el restaurante malversó sus propinas, violando la Ley de Normas Laborales Justas (en ingles “FLSA”) y La Ley Laboral de Nueva York (en inglés, “NYLL”). Las propinas eran compartidas con “floaters,” que hacían trabajos variables en el restaurante, pero nunca interactuaron con los clientes. Según la demanda, los ‘floaters’ no tenían derecho de recibir parte del fondo común de propinas, invalidando el crédito de propina que Rosa Mexicano recibía.

La demanda de robo de salario también alega que el restaurant no pagaba a los meseros por las horas trabajadas sobre 40 horas a la semana. Algunos ex-meseros dijeron que trabajaban hasta 50 horas a la semana sin recibir pago por overtime. La demanda también alega que los meseros, bussers, y bartenders no recibían el pago “call-in pay,” como es requerido por la NYLL, cuando asistían al trabajo solo para ser mandados de regreso a casa antes de trabajar un mínimo de tres horas.  Un ex-empleado dice que esto paso durante más de 146 turnos de trabajo. Por las violaciones nombradas, los empleados querían recuperar una cantidad equivalente a las horas de salario mínimo y de overtime no pagadas, “call-in pay” no pagado, daños liquidados y honorarios de abogados.

Los representantes de los trabajadores del restaurante son los abogados de Fitapelli & Schaffer, un bufete de Nueva York. El acuerdo tiene que ser aprobado por el juez magistrado Ronald L. Ellis.

Restaurante Indio Ordenado a Pagar $1.4 millones a Empleados por Violaciones de Pago

Restaurante Demando por Violaciones de pago

Indus Valley, un popular restaurante indio en el Upper West Side, fue ordenado a pagar más de $1.4 millones a cinco trabajadores en daños y pagos atrasados por violaciones de pago.

Indus valley, permanentemente cerrado, fue acusado por sus empleados de no ofrecer el salario mínimo, sobretiempo (“overtime”), y pago por “periodo de hora” como es requerido por La Ley de Normas Justas de Trabajo (en inglés, “FLSA”) y La Ley Laboral de Nueva York (en inglés, “NYLL”). Los trabajadores que demandaron el restaurante incluyen dos cocineros, un food runner, un mesero, y un busboy. Los demandantes trabajaban hasta 72 horas por semana y recibían un salario fijo en vez de ser pagados por hora. Ellos no recibían pago por horas de sobretiempo (“overtime”) cuando trabajaban más de cuarenta horas por semana. A tres empleados también se les debían pago de salario mínimo.

La decisión fue basada en testimonios jurados que dieron los trabajadores sobre el pago y horarios semanales que recibían en Indus Valley. Los dueños no asistieron a la corte y fueron declarados en rebeldía procesal, de manera que Indus Valley fue ordenado a pagar $1,412,318.66 más interés por daños y salarios no pagados. Laura Rodríguez, una asociada del bufete Pechman Law Grupo, fue la abogada principal en este caso.

Otro restaurante de comida rápida demandado por pago de horas extras

fast food fries

Un restaurante de comida rápida Arby’s en Vero Beach, Florida, engañó a sus trabajadores al no pagarles correctamente por horas extras, según una demanda presentada por una ex cajera del restaurante. Los abogados de la empleada alegan que Arby’s le pago a sus empleados por todas las horas trabajadas, incluyendo horas trabadas por más de cuarenta por semana, como si fueran horas regulares, en violación de la Ley de Normas Justas de Trabajo (Fair Labor Standards Act en inglés o “FLSA”).

Los deberes primarios de la trabajadora que comenzó la demanda consistían de servir como cajera, asistir a los clientes con sus órdenes, preparar comida, y limpieza. Ella regularmente trabajaba aproximadamente 55 horas por semana, pero Arby’s no le pagaba a tiempo y medio de su tarifa regular de $9 por hora por todas las horas trabajadas por encima de cuarenta. En cambio, le pagaban un salario de $9 por horas por las horas trabajadas por encima de cuarenta por semana. Los abogados de los trabajadores están tratando de recuperar el dinero que no se le pago a los trabajadores, daños y perjuicios, y los honorarios de abogados.

Restaurantes de comida rápida en todo el país están siendo demandados por robo de salarios por no pagar por horas extras correctamente, ya sea porque les pagan a sus empleados un salario semanal, pagan salario por turnos, o pagan horas trabajadas por encima de cuarenta como si fueran tiempo regular. Por ejemplo, el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (Department of Labor en inglés, o “DOL”) encontró que los restaurantes Subway a través de los Estados Unidos cometieron violaciones de salarios en más de 1,100 investigaciones durante el período entre el 2000 y el 2013. Combinadas, estas investigaciones lograron que los franquiciados de Subway tuvieran que reembolsar a los trabajadores de Subway por más de $3.8 millónes. Según CNN, después de Subway, los siguientes violadores salariales más frecuentes en la industria de comida rápida son McDonald’s y Dunkin ‘Donuts.

Pechman Law Group recientemente ha llegado a acuerdos en varios casos de robo de salarios por no pagar horas extras, uno para un trabajador de 7-Eleven en Long Island por $60,000, otro para dos trabajadores de Oaxaca Taqueria en Manhattan por $82,500, y otro para un trabajador de Dunkin ‘Donuts en Queens por $30,000.  Bajo FLSA, los empleados deben recibir pago de horas extras por horas trabajadas por encima de cuarenta en una semana de trabajo a una tasa de al menos tiempo y medio de su salario regular.

 

Trabajadores de la cocina acusan al restaurante Serafina de robo de salarios

serafina round logo

Serafina, una cadena de restaurantes italianos en Nueva York fue demandado en la corte federal.  La demanda alega que Serafina no pago los sueldos de overtime requiridos por ley a los trabajadores que trabajaron mas de 40 horas a la semana. Los trabajadores de la cocina, incluyendo cocineros, cocineros no ejecutivos, sous-chefs, porteros y lavaplatos, afirman que Serafina les exigía trabajar más de cuarenta horas cada semana, pero no les pagaba tiempo-y-medio por las horas trabajadas más de cuarenta. Los trabajadores de la cocina dicen que el restaurante pagó a algunos trabajadores un salario fijo independiente del número de horas que trabajaron. Por ejemplo, a un sous-chef se le pagaba $ 1,100 por semana por trabajar hasta ochenta y cuatro horas semanales.

La demanda afirma que mientras Serafina pagaba a algunos trabajadores de cocina los salarios por hora, el restaurante quitaba sus horas extras. Por ejemplo, un cocinero alega que Serafina sólo le pagó cuarenta y ocho horas de trabajo cada semana, a pesar de trabajar realmente sesenta horas a la semana. Los trabajadores afirman que Serafina pagó a todos los trabajadores de cocina por menos horas extras de lo que realmente trabajaban cada semana debido al tiempo de afeitado. Los trabajadores alegan además que nunca recibieron notificaciones de salario exigidas por la Ley de Trabajo de Nueva York y que sus pagos contenían información inexacta sobre sus horas trabajadas.

Serafina anteriormente acordó otra demanda de robo de salarios con antiguos servidores, corredores, camareros, camareros y baristas por 1.275 millones de dólares.

 

Restaurante de Oklahoma Ordenado a Pagar $2.1 Millones a Trabajadores por Robo de Salario

EL tequila logo

El dueño de “El Tequila”, cuatro restaurantes mexicanos en Tulsa, Oklahoma, le pagó a más de 300 trabajadores actuales y antiguos del restaurante un salario que los no incluía ni el salario mínimo ni el pago de horas extras correcto. Las violaciones de los restaurantes son por mas de un total de $ 2.1 millones en salarios atrasados y daños y perjuicios. Según los investigadores del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (DOL), los trabajadores, incluyendo trabajadores de la cocina, hosts, y bussers, recibían un salario fijo semanal por trabajar hasta 72 horas semanales y no recibían ningún pago por horas extras cuando trabajaban más de 40 horas en una semana. El DOL también afirma que los camareros fueron obligados a entregar sus propinas al restaurante al final de cada turno, lo cual bajaba su salario a menos del salario mínimo.

Además, el dueño no mantuvo registros precisos de las propinas de los trabajadores y las horas trabajadas y le mintió a un investigador federal sobre cómo le pagaba a los trabajadores en sus restaurantes. El propietario admitió que les envío los registros de horarios falsos a sus contadores, que luego generaron registros de pago que hacían parecer que los restaurantes le pagaban a sus empleados el salario mínimo adecuado y el pago de horas extras. Él también le instruyó a sus gerentes que crearan hojas de tiempo con horas inexactas y que se quedaran con los documentos que mostraban las horas reales trabajadas por los empleados.

Restaurantes Steak N Shake Demandados por Violaciones de Horas Extras

Una demanda registrada en la Corte Federal del Estado de Georgia acusa a los restaurantes Steak N Shake en fallar en los pagos mínimos y pagos de horas extras a sus empleados.

La Querella alega que los gerentes del restaurante ajustaban las propinas y horas semanalmente de los empleados de los restaurantes.  Abogados de parte de los trabajadores declaran en la demanda que el restaurante preparaba reportes que manifestaban las horas originales de entrada y salida, la original cantidad de propinas, así como los cambios hechos por los gerentes y en las fechas en cual los cambios eran hechos.  Esto dejaba huellas de actividad ilegal.